PORTADA.jpg

Decálogo

Este decálogo surge después de una reflexión conjunta llevada a cabo en la Escuela Superior de Diseño ESDi sobre lo que podrían ser situaciones de acoso y agresión sexual en el ámbito universitario.

 

Nuestro trabajo surge inicialmente de una encuesta realizada durante el mes de enero de 2020 a la que contestaron más de 400 personas. A partir del resultado de estas respuestas, iniciamos unas sesiones de discusión, en las que participaron diferentes actores del ámbito universitario, como es el caso de profesores y alumnos. Así, conseguimos establecer los diez  puntos que configuran nuestro decálogo.

 

En este documento, pusimos de manifiesto nuestra voluntad de alertar a las estudiantes sobre situaciones que consideramos normalizadas socialmente hablando, pero que pueden tener consecuencias muy negativas para ellas ya que, en ocasiones, se tratan de acciones de acoso o agresión. La reflexión nos hizo ser conscientes de que la violencia de género, física o psicológica, está también presente en el campus y debemos mostrar nuestra voluntad de tolerancia 0 a cualquier tipo de situación incomoda.